You are currently browsing the tag archive for the ‘creatividad’ tag.

Samuel, tiene 39 años, es alto, un poco torpe y metódico en su trabajo. Tiene un doctorado en biología en su currículum y es tímido con el sexo femenino. Trabaja en la empresa de análisis de productos químicos Global laboratory of Science and Health.  Como la impuntualidad no es una opción, todas las mañanas llega cuando las manecillas del reloj  apuntaban exactamente las 08:00 h. Es el encargado de analizar la toxicidad de nuevos productos para consumo humano. Su firma permite lanzar el producto al mercado. Para Samuel el orden y la rutina son su salvavidas, le aportaban estabilidad.

Hoy, al llegar al laboratorio presentía que iba a ser un buen día, sin saber exactamente porqué,  abrigaba  esta agradable sensación. Llevaba varios meses sin romper una probeta o provocar un accidente con el mechero de Bunsen. Incluso había recibido varias felicitaciones por parte de la dirección por la calidad de su trabajo. Eso estaba bien pero, lo mejor era que el laboratorio le ofrecía  la oportunidad de estar 10 horas diarias, 5 días a la semana  cerca de su ayudante Elsa. Elsa, es una joven de 25 años, atenta e inteligente, Samuel está muy enamorado de ella, aunque su timidez le impide avanzar por un terreno más íntimo.

Al llegar a su mesa el personal de distribución le había dejado el material que debía analizar y las instrucciones. Elsa se acercó y él sintió como el vello de la nuca se le erizaba al oler el suave aroma fresco de cítricos que la joven desprendía. La saludó y bajo la mirada la notar que un leve sonrojo se hacía patente en su cara, entonces fue cuando vislumbro el problema que se le venía encima.

Los blancos y azules del envase de la botella de hipoclorito de sodio que tenía que analizar parecían esperarle. En principio era un trabajo de rutina hasta que observó el desafiante y perverso tapón de seguridad. Cogió la botella, la examinó y pensó como podía salir más o menos airoso de la situación. Los tapones de seguridad se le resistían desde que tenía uso de razón, por otro lado Elsa estaba cerca y no quería provocar un desastre delante de ella, así que optó por dedicarse a la botella cuando Elsa no estuviera cerca.

Pasó la mañana de un proyecto a otro, buscando impresos para rellenar, comprobando análisis de poca urgencia y enviando a Elsa en busca de material al almacén momentos que aprovechaba para intentar abrir con sobrada ineptitud el dichoso tapón. Así, con una lentitud exasperante iban pasando los minutos y  las horas se eternizaban, cada vez sentía más el sudor frío que le bajaba por la espalda y la sensación de ahogo y mareo que le provocaba un zumbido en los oídos.

Cerca de las 12:30 cuando estaba inmerso en una nueva intentona para abrir la botella. Se abrió la puerta del laboratorio dando paso a Rosa, la señora de la limpieza, precedida de su carrito con productos de limpieza. Se acercó a la mesa con aire desenfadado y le quitó la botella de las manos de Samuel al tiempo que dirigiéndose al pérfido y perverso envase,  como si se tratara de su compañera de trabajo, le dijo con desparpajo.

  • Vaya estas ahí, llevo toda la mañana buscándote. Pues si te creías que te ibas a librar vas apañada, ahora mismo nos vamos a los baños que toca limpieza a fondo.

Mientras Rosa se alejaba tarareando una canción de Manolo Escobar, Samuel con la derrota reflejada en sus ojos murmuro entre dientes: ¡he perdido una mañana para abrir una botella de lejía!

RSS Casco Histórico de Fraga

RSS Eva

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Susanna Clavell

RSS Catorze

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Día de la Faldeta, 23 de Abril

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 112,060 hits