You are currently browsing the category archive for the ‘Personal’ category.

¡Eureka! superada una nueva temporada de rebajas. Hoy puedo decir que he superado una nueva temporada de rebajas, y no solo porque he resuelto satisfactoriamente la fase de acompañante / perchero / asesor / estilista, no. Además, he logrado encontrar pantalones de mi talla!!!!  y alguna que otra camiseta. Puede que esto parezca algo normal. Que no merece ni una pequeña anotación en el lado de olvidar de la memoria. Pero yo lo considero un ÉXITO y además en mayúsculas.

Voy a desempaquetar, mirar, enseñar las compras y coger dobladillos y ¡Me siento genial! Aunque bien pensado… las rebajas se parecen un poco a los últimos años de mi  vida, bueno en realidad… a la vida de la mayoría de los españolitos.

Desde hace unos años, los ciudadanos de a pie nos hemos convertido en artículo de rebajas. Nos han rebajado el sueldo, la sanidad, la educación, las ayudas sociales. Incluso en el trabajo te hacen sentir un artículo en saldo. Esta cultura de rebajas está presente en cada una de nuestras obras y acciones. En la compra semanal los supermercados nos ofrecen el triple del producto que necesitas con un atractivo 3×2, tal es así que cuando precisas una reforma o cualquier compra o reparación no dudas en solicitar la rebaja, desencadenando un círculo vicioso de desvalorización del trabajo de cualquier profesional en el que nuestros jóvenes son el principal artículo promocional de las rebajas. Se despide uno y se adquieren tres sobradamente preparados por el mismo precio. Con el super invento de las ETT hemos recuperado la solicitud de empleo de mis abuelos de ir a la plaza del pueblo y esperar la llegada del dueño que escogía los jornaleros a dedo.

¡Vaya por dios! Que tarde se ha hecho y con tanta reflexión casi me da un bajón, así que  ahora mismo voy a repasar la compra, coger dobladillos y renovar armario.

¡A fin de cuentas estamos en Rebajas!

 

Anuncios

Diario de la República de Florencia

Detenido joven español por actos obscenos en el museo Uffizi

El pasado sábado un turista español (A.M.L.) de 25 años ha sido detenido en el museo de Uffizi por actos obscenos. El joven se quitó toda la ropa y lanzó pétalos rojos antes de arrodillarse delante del cuadro del nacimiento de Venus del pintor Sandro Botticelli. La polizia está interrogando al susodicho para esclarecer los motivos que llevaron a este joven a cometer  este acto:

Lo sucedido este sábado en Florencia sólo verifica que las madres siempre tienen razón. “Hijo, ten cuidado con lo que deseas porque puede convertirse en realidad”.  Me llamo Raúl tengo 25 años y lo que le voy a contar, signore commissario, es toda la verdad.

Todo empezó hace unos meses, después de dos años en paro con centenares, ¡no!  miles de currículos entregados. En los que miles de veces escondí  mi condición de licenciado en Ciencias Económicas para no asustar al futuro jefe y por fin, un lunes por la mañana, vi el anuncio en la sección de ofertas de trabajo de un periódico de tirada nacional.

“Se necesita gerente de relaciones públicas. No se precisa experiencia. Buenos ingresos + comisiones. Disponibilidad todos los días de la semana. Tel. 657 25 38 45”

La entrevista fue muy bien. A  los dos días me llamaron para comunicarme que el puesto era mío. El trabajo sólo consistía en entretener y satisfacer las necesidades de diversión de grupos de turistas japoneses de alto standing.

¡¡¡BIEN!!! Pensé. Por una vez parecía que iba a tener suerte.  Parecía un sueño hecho realidad. Además de un salario decente iba a conocer mundo en la forma que muy pocos pueden. Me alojaría en los mejores hoteles, vuelos en primera, buenos restaurantes…  ¡el sueño de cualquier mortal hecho realidad!.

Pero todo esto se desvaneció el primer día. Los turistas eran ricachones hartos de experiencias, que buscaban satisfacer sus depravadas mentes humillando al incauto de turno que se deslumbra con un cheque indecente a final de mes. Así llevo tres meses. Recorro mundo y me dejo fotografiar en las situaciones más corrompidas y ominosas: he posado en uno de los escaparates de la Calle Roja de Amsterdam, he rasurado las barbas a unos buenos Amish mientras dormían, en el Condado de Lancaster en Pensilvania,  he puesto en peligro mi vida,  me han declarado en persona non grata en más de 19 países… Hace poco me enteré que, algunos de mis antecesores en el puesto se pudren a su suerte en cualquier cárcel del mundo cuando dejaron de divertirles. Y ahora tengo mucho miedo. Por favor, signore commissario, no permita que paguen mi fianza, ¡¡¡Arrésteme!!! Termine con mi tortura. ¡¡¡Enciérreme!!!! No quiero ser más su shin’ai kemono tanoshii “Querido mono divertido”

nacimiento-venus

6a00e398df32d1000500f48ce1f41b0002-320pi[1]

Foto hecha en la calle con el tractor. Fraga 1967.

La rubiales más mayor soy yo, la otra es mi hermana pequeña, mi padre, mi madre y la mujer morena que está a su lado es mi tía Rosita, la de las sayas es mi abuela Barbara y el de la boina mi abuelo Antonio.

Fijaos que la foto es en color, y la hizo mi tío Pepe que es el que falta en la foto con una cámara no profesional.

 

Un grupo de lectura puede estar formado por un grupo de amigos o simplemente por un grupo de personas a las que les gusta leer y pertenecen o forman parte de la institución o empresa que organiza la actividad.  

Generalmente suelen ser las bibliotecas públicas, los centros de enseñanza (Colegios o Institutos)  los que inician la actividad para atraer a los usuarios hacia la lectura, o librerías especializadas que los usan  como propaganda de sus novedades. 

Las reuniones acostumbran a ser mensuales, los miembros del grupo leen el libro en su casa, y luego se reúnen en un local común para comentar la lectura,  sin embargo también hay  grupos que deciden reunirse semanalmente y otros que leen el libro en las reuniones, en voz alta, todo depende de los objetivos y peculiaridades de cada grupo. 

Los encuentros están  coordinados por el responsable del grupo que suele ser alguien especializado en animación lectora aunque en algunos grupos esta tarea recae cada vez en  uno de los miembros del grupo. El coordinador sea fijo o eventual tendrá que dirigir la reunión aportando datos del autor, el contexto social sobre el tema de la obra, el estilo usado por el autor y todo lo que considere de interés para extraer el máximo provecho a la lectura.

 Las reuniones suelen durar de 2 a 3 horas, el local debe reunir un mínimo de comodidades, luz apropiada, sillas cómodas, sin ruidos ambientales, etc. se suele acompañar las tertulias con un pequeño refrigerio (pastas y café) para dar a la reunión un aire más distendido. 

La selección de las obras que se leen puede hacerla el coordinador o bien entre todos los miembros del grupo haciendo una lista que recoja los gustos de todos sus componentes.

Después de este repaso por la mecánica de los  grupos de lectura hay que decir que la animación a la lectura tiene una nueva definición a partir de la proliferación en librerías, bibliotecas y colegios de estos grupos. Con ellos se  han abierto nuevos horizontes a los aficionados a la lectura, que en algunos casos, su afición no era bien vista ni siquiera en sus círculos más cercanos porque sus conocidos no compartían esta inquietud por la lectura.

Por otra parte los grupos de lectura han pasado a ser uno de los principales recursos de animación a la lectura de las bibliotecas, a partir de estos grupos se programan las charlas con los lectores, las presentaciones de nuevos libros, y un montón de actividades que ya tienen su publico asegurado. El grupo de lectura se adapta a la personalidad del grupo, abre nuevos espacios a la cultura y a los conocimientos, crea interés por el autoaprendizaje y por el conocimiento de otras culturas, se comparten puntos de vista diferentes y se abren expectativas. Todo esto hace que sin necesidad de un anuncio televisivo los grupos de lectura crezcan día a día en número y contagien a personas que de otra forma hubieran abandonado la lectura. 

En estas reuniones se redescubren una forma de literatura que Michèle Petit en su libro Del espacio íntimo al espacio público nos la revela como la literatura prohibida y transgresora, esta literatura que se lee por placer en un espacio íntimo alejándonos de lo que nos rodea y transportándonos a un mundo distinto a nuestra realidad, en los grupos de lectura se cruza la barrera de la intimidad  y la lectura se complementa al  compartir  experiencias con los demás miembros del grupo.  

Grupo de lectura de la Biblioteca Litera de Fraga

 Para los que interesados en hacer un grupo de lectura

http://www.randomhouse.com/vintage/read/espanol.html

 

RSS Casco Histórico de Fraga

RSS Eva

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Susanna Clavell

RSS Catorze

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Día de la Faldeta, 23 de Abril

octubre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Blog Stats

  • 114,753 hits