Nuevos usuarios, nuevos retos

 

El Barrio de Litera ha sido tierra de acogida para muchas familias de todos  los puntos de España. Hoy las empresas del polígono dan trabajo a un buen número de emigrantes que han llegado a Fraga en busca de una nueva forma  de vida y en la Biblioteca  de Litera encuentran un medio de integración al tiempo que aprenden el idioma y la cultura del pueblo que los acoge.

 

Boubacar y Adama son un ejemplo de ello. Desde hace unos meses trabajan en una empresa fragatina y buscan en la biblioteca una forma de aprender y conocer la sociedad en la que viven. Ellos se presentan así:

 

“Me llamo Boubacar Sane, tengo 23 años y vivo en Fraga desde hace siete meses, desde que he llegado trabajo en la empresa Rigual como soldador y los viernes voy a la biblioteca de Litera para aprender español.”

 

“Me llamo Adama y soy de Senegal, estoy en España desde enero como mi amigo Boubacar, también trabajo en Rigual y voy los viernes a la Biblioteca de Litera para aprender español.”

 

Boubacar y Adama sienten curiosidad por todo lo que les rodea, les gusta aprender y conocer cosas nuevas, los viernes vienen a la biblioteca a conversar en castellano. En esta hora han compartido la biblioteca con los usuarios habituales y han hablado de lengua y costumbres en un ambiente de calidez humana.

 

Durante las conversaciones hablamos de su país, Senegal, tierra de color y sonido donde han dejado familia y amigos con los que compartían días de fiesta bañándose en la playa. Son musulmanes de religión, hablan francés, Wolof, algo de inglés y un poco de castellano.

 

A Boubacar le gusta el deporte, en Senegal era entrenador de un equipo de futbol de niños, trabajaba y estudiaba en sus ratos libres. Explica que, con parte de su sueldo, compró camisetas para el equipo y un balón y participaron en un torneo de futbol, -no sé si es verdad pero él dice que ganaban todos los partidos-.

 

Adama prefiere todo lo que lleva motor y es fan de Fernando Alonso. Cuando estaba en Senegal solía ir con sus amigos a ver la llegada del rally París –Dakar. También le gustan las películas clásicas y románticas.

 

En esta hora semanal aprendemos todos. El 23 de abril sirvió para comentar los trajes y los bailes típicos de nuestros respectivos países,  en Senegal el baile se llama Mbalax y se acompaña con el sonido de unos tambores grandes llamados Ajiembé.

 

Sin embargo la nostalgia se hace presente y añoran su tierra y su familia. Los días festivos han pasado  a ser de descanso total y no de diversión. La diferencia de costumbres, clima, idioma, hace la vida fuera de su país más dura.

 

Ahora la biblioteca estará cerrada los dos meses de verano pero en septiembre Adama y Boubacar no faltaran a la cita de los viernes.