Introducción

 

La sociología descrita como: “La ciencia base del conjunto de las Ciencias Sociales” es la que estudia la realidad social.

 

Para hacer una Intervención social efectiva y poder valorar su impacto, primero hay que conocer la realidad social sobre la que se va atrabajar. Para conocer una realidad social concreta hay que preguntarse cuestiones de carácter general.

 

La realidad social y sus elementos

 

Ernest M. Wallner agrupa la definición de sociología en tres grupos:

1.    La sociedad como conjunto de formas fundamentales dentro de las cuales las personas se comportan y actúan de un modo socialmente relevante.

2.    Lo social algunos autores prefieren hablar de lo social para acentuar que es de la esfera de “lo social” de la que ha surgido y continua surgiendo toda cultura y civilización.

3.    La acción social se refiere a la acción para describir cual será el objeto de estudio de las Ciencias Sociales. Se habla de cuatro formas de acción social:

- Racional objetiva: cuando intencionadamente se pretende un objetivo.

- Racional valorativa: cuando se trata de la realización de valores religiosos o estéticos.

- Afectiva: cuando se basa en afectos y sentimientos.

- Tradicionales: si intervienen ideales tradicionales.

 

Con esto tendremos de tener en cuenta que la acción se despliega en tres círculos de acción: el de la persona, el de la sociedad y el de la cultura, de modo que la sociedad y la cultura ofrecen patrones de conducta y acción, a fin de que la persona pueda ir creciendo de forma conveniente en su sistema social y cultural.

 

La realidad social 

 

Para poder evaluar la realidad social de una comunidad, se tiene que tener unos conocimientos sobre la historia y evolución de esta comunidad. Es importante tener claro en qué tipo de sociedad vamos a intervenir. Existen varios tipos de sociedad, las sociedades cazadoras y recolectoras, sociedades agrarias, preindustriales, de alta cultura, industriales o postindustriales.

 

Para estudiar el tipo de realidad social es conveniente seguir un guión en el que se valorará:

·         El medio natural: localización, terreno, flora y fauna, climatología y todo lo concerniente al entorno natural.

·         El medio urbano: distribución, ocupación y función del suelo, accesos, viviendas, edificios públicos, áreas de cultura, espacios verdes, sanidad.

·         El medio social: demografía, organización social, conflictividad social.

·         La historia: económica, política, tradiciones, origen, leyendas.

·         La economía: por sectores: primario, secundario, terciario. Por factores: paro, formación, organizaciones.

·         La educación: centros niveles educativos, funcionamiento.

·          La cultura y el ocio: actividades, equipamientos, organizaciones.

·         Sanidad y servicios: recursos, prevención, atención

·         Medios de comunicación: prensa, radio, TV, iniciativas locales y todo lo que mueve y genera la comunidad.

 

Actualidad de la realidad social

 

Aunque actualmente conviven varios tipos de sociedades, en este apartado nos centraremos en la denominada postindustrial, que es en la que se encuentra la sociedad española junto con las occidentales y que se está extendiendo al resto del mundo, debido al alcance de los medios de comunicación.

 

Esta configuración de la sociedad actual tiene sus raíces a partir de la 2ª Guerra Mundial, cuando se produce una concentración demográfica en las ciudades, un aumento de la clase social media, el aumento y la modernización de los transportes y las comunicaciones, la universalización de la educación y la sanidad producidas por el Estado de Bienestar, la incorporación de la mujer al mercado laboral, y un largo etc.

 

Todos estos cambios profundos crean una sociedad que evoluciona demasiado rápido y a la que es difícil adaptarse. Está es una característica de la sociedad en la que vivimos. El desfase es general y se manifiesta en todos los ámbitos y se están produciendo cambios muy importantes que van alterando la realidad social. Algunos de estos cambios son, respecto a:

 

ü  La estructura demográfica: la disminución de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida, que hace que la base de la pirámide demográfica disminuya mientras que se aumenta la parte alta. Causa directa de este fenómeno es que peligre el Sistema de Pensiones y que haya recortes en los presupuestos dedicados a los gastos sociales de los países.

ü  Sistema productivo: la reconversión tecnológica y productiva ha ido sustituyendo mano de obre por máquinas, originando procesos de jubilación anticipada. La sustitución de personas por máquinas lleva a la progresiva extensión de la economía sumergida, al aumento de personas en paro y las dificultades de los jóvenes para acceder al primer empleo.

ü  El contexto sociopolítico: en las sociedades Democráticas Occidentales, la creación del Estado de Bienestar lleva al ciudadano a creer que el Estado puede responsabilizarse y resolver con eficacia los problemas sociales. Esto da lugar a la creencia de que es el Estado el que tiene que resolver todos los problemas de ámbito social.

 

La creación del Estado Social o de Bienestar, lleva al Estado a hacerse cargo de muchos elementos de organización y atención socio-individual que complica el sistema social y se aleja de los ciudadanos.

 

Los ciudadanos delegan la toma de decisiones a la clase política que tiende a profesionalizarse y a desaparecer de la vida cotidiana.

 

Este cambio en la estructura social neutraliza la crítica social y atenúa las principales fuerzas de dinamización social. Así los sindicatos obreros pasan a ser eras asociaciones para organizar vacacione y los grupos reivindicativos se adormecen con las chucherías que el Estado tiene a bien repartir de manera puntual y escueta.

ü   En el contexto de las relaciones humanas y valores sociales: todo lo expuesto lleva a una serie de procesos degenerativos de la sociedad y aparecen nuevas formas de marginación, tanto social, como psicológica y económica. El individualismo que lleve a la búsqueda de soluciones personales y la falta de colaboración, solidaridad y participación. A esto hay que añadir la masificación, anonimato y homogenización  que lleva a una pérdida de identidad cultural. Ahora las relaciones que se establecían en el ámbito profesional y familiar se desarrollan en el del ocio.

 

Además el desequilibrio Norte-Sur ha provocado grandes oleadas de emigración externa en busca de trabajo y mejores condiciones de vida de las poblaciones pobres, apareciendo una nueva forma de desarraigo y marginación y una acentuación de las conductas racistas y xenófobas de los países de acogida.

ü  Los avances tecnológicos en los medios de comunicación: producen un acercamiento rápido entre distintos países y culturas. Este fenómeno conocido por Globalización es positivo siempre que la entendamos como solidaridad y lucha contra las diferencias sociales. Sin embargo, en muchas ocasiones supone la pérdida de identidad y la explotación de los pueblos más desfavorecidos y sobre todo cuando hay multinacionales que aumentan de forma desmesurada su poder económico llegando a minimizar el poder político de los Estados de Derecho.

ü  En el contexto cultural: la democratización cultural hace que la cultura, tradicionalmente reservada para una elite social pueda llegar a todos. Como consecuencia aparecen las industrias culturales y los individuos no viven la cultura, la consumen.

 

   ÁMBITOS DE LA INTERVENCIÓN SOCIAL

 

Existen muchos tipos de intervención, puede ocurrir que la Intervención Social adquiera un cariz básicamente educativo, o sea una simple intervención de carácter económico. Pero, la principal característica de la Intervención social es la transformación de una realidad social. También puede ocurrir que la Intervención social y, como última premisa, totalmente utópica: El cambio Social Verdadero. Caracterizado por:

-       Buscar un cambio sobre, en, con, por, y para la comunidad, aportando soluciones creadas por los grupos sociales o comunidades que forman la sociedad.

-       No requerir necesariamente una modificación de la estructura social, pero sí una modificación de actitudes, valores y comportamientos en el conjunto del sistema social.

-       Ser un cambio que se establece de abajo arriba, aunque luego pueda quedar reflejado en las Leyes y normas que rigen la sociedad.

 

Clasificación de los ámbitos de Intervención Social

 

La intervención Social actúa en tres ámbitos o campos Globales.

 

1.    El de la Identidad Cultural, entendiendo que la identidad cultural está dada por un conjunto de características que permiten distinguir a un grupo humano del resto de la sociedad y por la identificación de un conjunto de elementos que permiten a este grupo autodefinirse como tal. La Identidad de un pueblo se manifiesta cuando una persona se reconoce o reconoce a otra persona como miembro de ese pueblo. La identidad cultural no está cosa que el reconocimiento de un pueblo como “sí mismo”.

 

En este caso la Intervención Social propiciará el reconocimiento y la conciencia de la situación personal y colectiva de la realidad social, la capacidad de analizar, de interpretar la realidad, de crear y expresar las propias respuestas culturales.

 

2.    El de la Relación con los otros, la Intervención social actuará en la comunicación, la cooperación, la solidaridad, la organización social, las formas de articulación, las redes de relaciones interpersonales en el interior de los grupos, en la comunidad social.

 

3.    En la relación con el medio se actuará en las necesidades, intereses, limitaciones, carencias y barreras, en los problemas relacionados con el bienestar y la calidad de vida de un grupo determinado o de la comunidad social.

 

También podemos clasificar los tipos de Intervención social según donde se interviene y pueden ser:

 

-       Por grupos de edad: Jóvenes, 3ª edad, niños…

-       Por géneros: mujeres,…

-       Territorial: Barrios, pueblos, comarcas, distritos.

-       Por sectores específicos de población: marginados, minorías, toxicómanos.

 

Según el carácter de intervención:

 

-       Socioeducativa: cuando desarrolla procesos de aprendizaje.

-       Sociocultural: para promocionar la participación de grupos, desarrollar el asociacionismo y la organización comunitaria.

-       Cultural: para promocionar la creación y difusión de la cultura de base, de la participación en los procesos culturales y del consumo de cultura.

-       Socioeconómico: promociona la participación en grupos o comunidades en procesos de desarrollo socioeconómico.

 

Por último según de donde parta la iniciativa de intervención podemos distinguir:

 

-       Intervención desde organizaciones Gubernamentales

-       Desde Organizaciones no Gubernamentales

-       Desde grupos espontáneos e informales

 

About these ads